blog top
pictures

December 1st, 2014

No sabemos rezar con el alma

porque nos falta humildad para escucharla

y saber que desea.

Tenemos vergüenza de escuchar los pedidos de nuestra alma

y tenemos miedo de llevar esos pedidos hasta Dios

o la Trama de Amor que nos sostiene

porque pensamos que no lo merecemos.

Rezar,

cuando se hace con las palabras del alma,

es mucho más poderoso que todos los rituales.

DESAFIO

ISABEL LIONE & LILA CROFT