blog top
pictures

July 27th, 2015

Perdonar no es liberar al agresor,

aunque se quiera interpretar así.

Tampoco equivale a decir a los demás  que lo que han hecho “está bien” ,

que “está todo perdonado”.

Nada de eso o se acerca a la mística del perdón,

que es fundamentalmente un asunto entre tú y Dios.

Un acto de perdón genuino tiene lugar en el espacio interior

donde ese decepcionado,

herido, víctima del abuso o

 furioso ego tuyo

se enfrenta a tu alma,

que se atiene a un patrón de justicia cósmica.

Caroline Myss

RESCUE OF OUR ABANDONED HEART- img_pag85

ISABEL LIONE & LILA CROFT